Como en un cuento...: Querida Ceci:

sábado, 18 de septiembre de 2010

0

Querida Ceci:

Esta carta es para ti por lo mucho que te quiero. Porque eres algo mucho más grande que una simple amiga, y porque quiero verte sonreír hoy y siempre!!.
Gracias por dejarme compartir estos momentos contigo, por dejar que viva tan de cerca esta etapa tan bonita y tan maravillosa, por consentir que esté en primera fila aun cuando no quedaban entradas el día que pasé por taquilla.
Si algo he aprendido en la vida, es que uno no puede tener miedo por lo que pueda pasar, sobre todo porque al final nunca pasa nada y todo sale bien, y las preocupaciones que nos tuvieron angustiadas nos hacen sufrir sin motivo ni necesidad.
Es normal que en esta etapa una tenga sus dudas, y sus cosas, pero no puedes obsesionarte sin motivo. Lo que tienes que hacer es dejarte querer mucho por todos los que te queremos, yo te prometo que voy a estar ahí siempre, y voy a tratar de cuidarte todo lo que pueda, de estar a tu lado, en cada momento que el ánimo te traicione, y sabes que siempre estaré al otro lado del teléfono sea la hora que sea.
Cuando no puedas dormir, llámame y te acompaño a tomar una manzanilla de anís, de esas que tanto nos gustan a las dos, mi sueño es bastante ligero y yo también suelo trasnochar, así que podemos hacernos compañía la una a la otra. Cuando los fantasmas acudan a tu cabeza, dímelo, porque sabes que yo también tengo los mios acosándome y quizá tu seas capaz de vencer a los mios, y yo prometo poder con los tuyos. Cuando te nazca una sonrisa de forma natural, también quiero estar ahí, para compartirla contigo, y para sacarte otra como dosis extra. Cuando las lágrimas lleguen a tus ojos, yo también quiero estar a tu lado, si no consigo calmarlas no te preocupes, lloraremos juntas hasta que nos salga la risa tonta por vernos tan ridículas. Cuando necesites un hombro aquí estaré, cuando sea el oído el que te hace falta para que te escuchen aquí estaré, cuando sea una mano aquí estaré, y sea lo que sea lo que te haga falta aquí estaré.
Tú siempre alivias mis miedos, siempre consuelas mi llanto, siempre estás cuando necesito ese hombro, siempre me prestas ese oído, y hace mucho pero que mucho tiempo que me regalaste tu corazón, así que como no voy a regalarte yo el mio? Dejemos que las hormonas nos revolucionen a las dos juntitas, así voy aprendiendo lo que es, y cuando me toque a mi el turno, se que tu estarás a mi lado agarrando mi mano con fuerza y auyentando los miedos tontos, los llantos y todas esas cosas que provoca el ser dos personas extremadamente sensibles para todo.
Siento decirte, que eres como una hermanita para mi, y que te quiero mucho amiga mía, pero mucho mucho!!
Firmado: La llorona de tu boda!!!

0 Quieres decirme algo?:

Publicar un comentario en la entrada

Y tu que opinas???