Como en un cuento...: Ya no creo en nadie, ni en mi.

jueves, 15 de abril de 2010

2

Ya no creo en nadie, ni en mi.


Es muy difícil superar ciertas pruebas que te pone la vida. Golpes, zancadillas, heridas que te desgarran el alma y no sabes como volverla a recomponer.
Hay veces que ocurren cosas injustas, que la vida se lleva de nuestro lado a personas que nos hacen falta, que son parte de nosotros mismos, y que las necesitamos igual que se necesita el aire para respirar. No se donde está la justicia en estos casos, con la de delincuentes que hay libres y felices en la calle.
Yo antes, cuando era pequeña, creía en Dios. Creía mucho, tanto que llegue a ofrecerle todo lo que tenia solo por que me concediera un deseo, solo uno. Iba a misas, rezaba todo lo que me mandaban, hice de catequista, fui a convenciones religiosas y solo me faltó meterme a monja...y si me cumpliera mi deseo creo que hasta eso hubiese echo.
No se si hubo interferencias en la petición, o si me exprese mal, o si solo fue que Dios estaba ocupado con otras cosas, solo se que no me cumplió el único deseo que yo le pedí, y sin pensarlo dos veces se llevo a la persona que más falta me hacía en la vida, a mi dios particular, porque a él si que lo adoraba de verdad...
Cuando volvió a comenzar el curso, el cura me llamó para darme el material de la catequesis, yo preparaba a los niños de comunión. Asique fui a la iglesia a hablar con él y le dije que todo se había acabado, que yo no iba a participar en la preparación de los niños ese año. El trató de convencerme, conste que es un cura muy abierto con el que puedes hablar de todo, no el típico cura que solo te habla de fe cristiana. Me dijo que las cosas pasan porque tienen que pasar, y que si él se lo llevo sería porque le hacía falta ahí arriba. Ja! Pues más falta nos hacía a mi hermana y a mi aquí abajo!!! Ahí arriba ya había mucha gente, y nosotras solo lo teníamos a él, asique a mi esa escusa no me valía para nada.
-Que no! que este año no preparo a los niños!
-Pero eso que tiene que ver con lo que te pasó?- me dijo
-Pues tiene que ver, que si yo no se si creo en Dios, no puedo convencer a los niños para que lo hagan...ellos son pequeños e indefensos pero lo pillan todo enseguida, y sabrán que no les estoy diciendo lo que pienso.
Entonces me empezó a hablar de la oveja descarriada, de esa oveja negra que se apartó de su rebaño para luego volver.
-A esa oveja también le llevaron lo que más quería?- le pregunté. Y él ya no me supo responder...
Mucha fe, mucha historia, pero la iglesia tampoco se porto siempre como ella comulga. Muchas muertes, muchos asesinatos, muchas imposiciones...que se supone que debo creer? lo de las santas escrituras, o lo que veo con mis ojos?. Ahora, se está poniendo muy de moda, lo de los curas pederastas, y os juro que no entiendo nada. Nos lavan el cerebro desde pequeños, y solo nos queda seguir el dictado de las ordenes de las escrituras. Pues bien, dadas las circunstancias yo seguiré solo mi dictado, el de ir por la vida haciendo el bien, pero sin someterme a nada ni a nadie, con mis propios pensamientos, y mis propias ideas, sintiéndolo mucho esto es lo que hay.
Mi madre me llama judía!! aisssxxx mamá, si tu supieras la historia de verdad entre judíos y cristianos...a ti también te han lavado el cerebro pero bien.
El cielo en el que creo, y al que me gustaría ir algun día, es al de los osos amorosos, ese es el unico en el que quiero creer, es más sano, más inocente, y más divertido.!!

2 comentarios:

  1. En ese tiene que estar mi peque Marta....seguro!!!!!

    ResponderEliminar
  2. No lo dudes Vane, yo se que está ahiii...lo se!!!

    ResponderEliminar

Y tu que opinas???