Como en un cuento...: Avanzando hacia tierra firme....

jueves, 13 de enero de 2011

0

Avanzando hacia tierra firme....


Así es como me abrazo a la vida, a todo lo que me aporta, me da, me regala. Y me niego a dejarlo ir sin más, sin retenerlo, sin poseerlo solo para mi y para los mios, a los que quiero y con quien quiero estar a cada momento.
Solo temen los cobardes, no los grandes marineros que salimos a la mar en busca de nuestra isla perdida, más allá del ruido, más allá del caos y el desorden de este cruel mundo en el que vivimos. Cuando el capitán se acuesta, cualquiera de los que navegamos en este barco estamos capacitados para manejar el timón, porque nos importamos, porque queremos llegar juntos a ese paraíso inventado en el que nada a lo que otros puedan temer nos hará daño.
Ni nos imaginamos lo fuertes, y lo preparados que estamos ante las tormentas. Aunque en momentos de debilidad las temamos, cuando se presentan estamos ahí, de pie, luchando y peleando por proteger todo lo que nos interesa. No sabemos de donde sacamos esas fuerzas, ni siquiera nos sabíamos portadores de ellas, pero ahí están, son nuestras y somos más fuertes de lo que jamás abríamos soñado.
Solo se quejan los débiles, ya que con sus lamentos esperan que los problemas desaparezcan, más parece que el efecto es el contrario, y es a ellos a los que se les acumulan en fila una y otra vez, mientras tratan de agacharse para que estos no los vean, pero siempre los ven, por que es fácil de ver. Nunca un escondite fue tan predecible como el escogido por el débil, es el mismo que escogen todos, los problemas no tienen ni que buscar..
Cuando te crees fuerte, e invencible, te das cuenta que puedes con cosas insospechadas, que las superas y como por arte de magia se quedan en el pasado, como algo más de lo vivido.
Estoy segura, que unos antes y otros después iremos llegando a esa isla, a ese paraíso que inventamos un día solo para nosotros. Y entonces no habrá que tratar de ser fuertes, o fingir no ser tan débiles, porque en nuestra isla nada sucederá.
Por fin podremos disfrutar de todos esos días juntos, de todas esas promesas que creíamos incumplidas, de todos esos retos que quedaron sin hacer sobre cubierta. Y nos diremos las palabras que nunca nos dijimos, y nos abrazaremos bien fuerte porque estaremos felices de estar unos al lado de los otros. Serán momentos felices, de reencuentros, de nuevos días más azules, más cálidos y placenteros, y todo solo porque en ellos también estarás tú.
Así abrazada a tu recuerdo es como vivo, te llevo siempre entre los brazos pegado a mi corazón. Para que escuches los latidos en mi pecho, y notes los temblores del miedo, para que veas la luz que irradias cuando otros miran, será ese tesoro que abrazo tan fuertemente, por el que daría la vida entera sin dudarlo,  y aun así no te habría dado bastante como te mereces.
Los tripulantes de este barco son buena gente, hay amor por todas partes, te gustará conocerles. Siento que la marea no nos arrastre más rápido por sus aguas, pero es el inconveniente de este tipo de viajes. Llegaremos más tarde o más temprano, tu solo tienes que guardarme un abrazo...

0 Quieres decirme algo?:

Publicar un comentario en la entrada

Y tu que opinas???