Como en un cuento...: octubre 2010

domingo, 31 de octubre de 2010

3

Por fin...vacaciones!!!

Empezamos las vacaciones, y a pesar del frío, de la lluvia, y de este temporal que ya nos tiene a todos un poco aburridos, por fin me siento liberada. Me esperan quince días de viajes, de olvidarme de los problemas del trabajo, de andar a carreras de un lado a otro intentando compaginar horarios y demás líos cotidianos que acechan a todo el mundo.
Ya estoy deseando marcharme, dejar atrás este puente de todos los santos, y empezar a disfrutar lo que sí será tiempo de descanso. Irme lejos, olvidarme de todo lo que tengo aquí, y centrarme solamente en mi marido y en mi. Sacar miles de fotos, ver sitios nuevos, disfrutar de otras costumbres y sobro todo de la buena comida de Italia.
Que ganas de subirme a ese avión, y de poner el pie en Roma, creo que haré como los de la tele, al llegar me arrodillaré y besaré el suelo de felicidad. Siempre quise ir a  Italia, y ahora que me llega el momento no hago más que quejarme de que son pocos días, pero bueno, como toma de contacto no está mal, tengo que conformarme que aun acabo de llegar de Mallorca como aquel que dice.
Ya os iré contando mis días de descanso...mientras tanto, a esperar a que pase este puente pasado por agua, y que este temporal no deje más desperfectos de los ocasionados, que ayer, aquí , ya murió una chica por los fuertes vientos, así que no es ninguna broma la alerta roja de esta vez.
Os tendré al día eh!

sábado, 30 de octubre de 2010

2

Son esos recuerdos que e atrapan...


La mejor cerveza del mundo, es sin duda, la Estrella Galicia, y ante esta afirmación no acepto discusión. Siempre que voy de viaje a algún sitio extraño mi Estrella, tanto como el mar, que baña Coruña y  permite que el aire llegue fresquito a mis pulmones todos los días.
Ayer fue noche de fiesta, de monólogos, y de Estrella. No mucha, solo fueron tres, pero la falta de costumbre hizo que esta mañana cuando abrí los ojos las estrellas volaran sobre mi cabeza. Volví a cerrar los ojos, y cuando los abrí de nuevo, aparte de las estrellas que no paraban de moverse también vi un día especialmente gris y lluvioso... Me levanté para prepararme un buen Nespresso cargadito, que despejara mis ideas y me diera fuerzas para ir de cabeza a la ducha, pero mientras lo preparaba pensé que si lo acompañaba con un poco de ibuprofeno quizá el dolor de cabeza mejorara, y bueno, he de decir que cuando salí de la ducha ya estaba más espabilada.
Ayer fue la noche de Halloween, esa fiesta americana que no se por que demonios tenemos que celebrar aquí. No me lo toméis a mal, pero odio toda celebración que tenga que ver con difuntos, cementerios, y cosas por el estilo. No me tienen la menor gracia, y encima no siendo una tradición de aquí, no entiendo porqué la gente se disfraza de cosas raras, y compra calabazas para meter velas diabólicas dentro. Ainnnsss nooo!!! Me parece horrible, espantoso, me da muy mal yuyu!!. Así que yo no celebro esas cosas.
Lo que si se celebra, es el día de todos los santos, por lo que hay que ir al cementerio a llevar flores fresquitas, y acordarse de nuestros familiares difuntos. Otra costumbre un poco extraña, porque yo personalmente no necesito un día festivo para ir al cementerio a llevarle flores a mi padre, y mucho menos para acordarme de él, ya que lo hago todos los días del año, pero vamos, que la gente es muy rara.
El caso es que al salir de la ducha, me metí en el coche y me fui al pueblo de mi madre, a llevarle flores a mis abuelos. El pueblo está a unos sesenta kilómetros de mi casa, así que puse música y a conducir. Me encanta conducir sola, me relaja muchisimo, por eso este viaje mejoro el día que había empezado de una forma un poco pesada.
Según iba llegando a la aldea, iba pasando por pueblos pequeñitos, y me acordaba de cuando era niña y mis padres nos llevaban todos los domingos. Como aquel trayecto en coche nos parecía eterno a mi hermana y a mi, y como pasábamos el rato cantando canciones y loqueando a mi padre y a mi madre. Cuando llegué al cementerio y le dejé las flores a mis abuelos, tampoco pude evitar pensar en todos los momentos que habíamos pasado allí con ellos, jugando por el campo, bajando a carreras al rió, secándonos al calor de la lareira, las fiestas que hacía mi abuela, sus callos a la gallega que tanto me gustaban y sé que nunca más comeré otros tan ricos...los desaires de mi abuelo cuando le robábamos sus caramelos para la garganta, bañarnos en el pozo de la ropa mientras mi abuela lavaba las sabanas, subirnos por los arboles, entrar en la huerta del abuelo y robarle las fresas...Pobre abuelo, siempre le robábamos!!! jajajajaja.
Me entró lo que aquí llamamos morriña. Así que me subí de nuevo al coche, y me fui a la que fue la casa de mis abuelos, hoy tristemente abandonada.
Cuando llegué allí, me puse muy triste. No estaba el perro en la puerta, dándole al rabo y contento por que yo llegara. Ni salia mi abuela a recibirme con su pañoleta negra, y su mandilón de diario, ni mi abuelo estaba sentado en la entrada, con su bastón en la mano. Ahora estaba todo vacío, y parecía como si la casa no hubiese estado habitada en miles de años. Me quedé allí parada como diez minutos intentando contener las lágrimas, y pensando en lo mucho que echaba de menos aquellos años, aquellas tardes de verano, y todas las historias que se quedaran detrás de esas paredes que ahora estaban abandonadas. Me dio mucha pena.
Mis abuelos le dejaron esa casa en herencia a mi tía, y esta vive en Francia, con lo cual no aparece por allí más que una vez al año, cuando viene de vacaciones, y la última vez que vino, este verano decidió ponerla a la venta, aunque aun no apareció comprador. A mi me da mucha pena, porque a parte de ser la casa en la que se crió mi madre, como os dije, encierra muchas historias y muchos recuerdos de mi infancia, ojala tuviera el dinero necesario para poder comprarla, pero pide demasiado para mi humilde bolsillo.
Y con mis pensamientos y recuerdos a cuestas volví al coche, para hacerme los sesenta kilómetros de vuelta. La verdad que me gustó ir al pueblo, y recordar tantas cosas, hay veces que echar la vista atrás no es malo, y nos transporta a otra época en la que también fuimos felices.
El lunes le llevaré las flores a mi padre, aunque a él se las tenemos fresquitas todas las semanas desde hace diez años, pero este año también será un poco especial, porque lo cambiamos para el lado de mi abuela, de su madre, así que toca viaje al otro pueblo, este aun más lejos...
Y en un par de horas, acaba mi jornada laboral, y empiezan mis vacaciones, así que hoy a pesar de las cervecitas de ayer, de las estrellas en mi cabeza esta mañana, y de la nostalgia que a una la asalta de vez en cuando, es un gran día, estoy deseando salir de aquí para empezar a disfrutar de mi merecido tiempo libre!! Feliz fin de semana a todos!!!

viernes, 29 de octubre de 2010

4

Mensajes, solo mensajes...(IV)


Ella en casa, sola como tantas mañanas de Domingo, después de un buen desayuno y ojear sin interés un periódico con demasiadas noticias asesinas, escuchó a lo lejos su teléfono que sonaba. Tampoco era raro, ya que su móvil era un hervidero de mensajes a todas horas, así que tampoco le dio demasiada importancia y siguió a lo suyo...
Esa mañana se notaba perezosa, era de esos días en que a una no le apetece hacer absolutamente nada, pero aun así arrastrando los pies hacía la habitación se dispuso a hacer la cama, esa que había sido el terreno de lucha la noche anterior, donde las sabanas y los almohadones volaron por los aires ocasionando todo un temporal en aquel cuarto oscuro. Sin duda, la llegada de su marido había sido de lo más placentera, y atrás quedaban los pensamientos hacia el pasado que la había visitado días antes. Después de todo, si él había tenido la suerte de recibir su mensaje en una botella, seguro que no la molestaría más...y esa era la intención en el momento que le escribió, o no?.
Cuando ya tenía la habitación lista para otra batalla de amor a media tarde, se acordó del mensaje en el móvil. Se tiró en el sofá y agarró el teléfono para abrir el contenido. No se lo podía creer, era él de nuevo, pero que significaba este mensaje?, por qué no era más claro?, la estaba volviendo definitivamente loca!.
En el mensaje podía leer claramente lo feliz que estaba, lo bien que le iba y como estaba disfrutando de sus días en casa, todo con normalidad, excepto ese final...Pronto volveremos a hablar...
Pronto?, cuando es pronto?, y porqué solo podían hablar cuando a él se le antojase?, por qué seguía apareciendo y desapareciendo de su vida sin dar más explicaciones?. Quizá la mente de los hombres no había sido creada para el alcance de su cabeza, o simplemente él estaba jugando con ella...fuera como fuera, esta vez no permitiría que eso sucediera. No podía correr riesgos, necesitaba aclarar ese asunto como fuera...Pero esta vez lo haría esperar, esta vez no respondería al mensaje de inmediato, no iría corriendo a contarle que tal le habían ido los últimos días, mejor hacerle esperar, que vea que la última carta iba en serio, que no estaba dispuesta a seguir jugando al aquí estoy cuando el señor quiera. No, esta vez, se lo iba a poner un poco más difícil, estaba demasiado acostumbrado a tener al ángel siempre de guardia, pero esta vez el angelito se tomaría unos días de vacaciones...
Cuando se dio cuenta, su marido había entrado por la puerta con un poco de comida, y esa sonrisa tan especial que solo él sabia poner para alegrarle un domingo de pereza en casa.
Ella corrió a recibirlo, lo abrazo fuerte, lo beso...y decidió que tampoco pasaba nada si volvían a deshacer aquella cama...

jueves, 28 de octubre de 2010

4

Pensamientos encontrados...


Los pensamientos llegan sin avisar, y en mi caso ocupan la mayor parte de mi tiempo. Mi mente nunca descansa, ni de día ni de noche. Pienso en tantas cosas que no me llegaría una vida entera para poder reproducirlas todas. Busco soluciones a problemas, genero sentimientos nuevos hacia diferentes personas, disecciono aptitudes o actos de otros, otras veces los mios propios, pero siempre tengo la cabeza ocupada.
A veces solo hace falta un momento de paz, de tranquilidad para que esos pensamientos me lleven a mi misma, que me hagan entender cosas que  a veces me afectan de forma poco gradual, el ser una persona de extremos y tener que esforzarme cada día por el termino medio.
Me gusta pensar, quizá sea una de mis aficciones favoritas, descuartizar las ideas una a una, o simplemente filosofar conmigo misma como una loca más. Todos encerramos un poco de locura en nuestras cabezas, es solo que yo, a mayores le doy la vuelta a todo, y cada gesto o cada palabra para mi tienen un significado que va mucho más lejos que para los demás.
Otras veces no es tan bueno, porque me obsesiono con las cosas, con los problemas, me bloqueo y por más vueltas que les doy no encuentro la salida, entonces me pongo triste, o furiosa, todo depende del día o del pensamiento que ronde mi cabeza en cada momento.
Otros pensamientos los comparto, pero no todos, la mayoría me los guardo. Hay gente que no me entiende, que piensa que soy demasiado infantil, o demasiado soñadora, y otra va mucho más al limite, y me cree capaz de conseguir cosas con mis ideas, yo no me creo nada, ni lo bueno ni lo menos bueno, tratando de buscar de nuevo ese punto intermedio.
Los géminis tenemos un problema con nosotros mismos, discutimos, pensamos, hablamos, amamos, y todo lo hacemos como dos personas distintas. Depende del día, del momento, del lugar, pero la misma cuestión pensada en dos días distintos, puede tener vertientes totalmente opuestas...Todo depende de todo, y todo al mismo tiempo no depende de nada...
Creo que soy una persona complicada, y si lo soy para mi misma, seguramente lo sea aun más para los que viven conmigo. Nunca saben si subo o si bajo, si vengo o si voy, como me despertaré mañana, o que pasará después del medio día... tampoco lo puedo explicar, porque ni yo misma sé como estaré en una hora, los mismo río que lloro...soy en resumen un poco rara!!
3

Feliz día cuñadita...


Uno da vueltas por la vida y se encuentra con mucha gente.

Unos te caen bien, otros no tanto, algunos enseñan cosas y otros se llevan algo.
De toda la gente que nos encontramos, si tenemos suerte podemos elegir (o cuidar, retener, o algo así) a unos pocos.
Con el tiempo uno aprende que el círculo de gente a nuestro alrededor es cada vez más pequeño, pero más valioso.
En ese círculo, con un poco de suerte, se puede elegir o encontrar el primer amor, y el último; los grandes recuerdos, las historias para contar, las primeras lágrimas del alma y las últimas.
Ese círculo también tomas decisiones y te eligen, se quedan contigo y te acompañan a lo largo de la vida, cualquiera que esta sea. Te rodeas de gente que te considera de alguna forma valiosa, querida, interesante o cualidades de igual sentido.
Todo esto pasa sin que nos demos cuenta, durante toda nuestra vida. Hace 30 años que te está pasando, Cuñadita, y va a seguir.
Hace 30 años que te estás rodeando de la gente que quieres y te quiere. De esa gente aun no elegiste a quien va a compartir el resto de tu vida.Pero ya descubriste que puedes ser gigante a través de las vidas de amigos en las que dejas huellas. Y todavía queda mucho por aprender y descubrir.
Cómicamente 30 años es un parpadeo, aunque a ti ya te parezca una eternidad. En ese parpadeo construiste (con la ayuda de todos) tu propia estatua: la de una mujer a quien querer, respetar y admirar. Una hermana con quien hablar y una amiga para escuchar.
Ivana, hoy voy a dejar que el resto del mundo te abrace y te tire lo que quiera de esas orejas .Mañana quizás me dé cuenta que verdaderamente estás hecha una vieja de 30 años como yo!! Pero hoy es otro asunto.


Felicidades guapa!!!

miércoles, 27 de octubre de 2010

3

Flor, una mamá casi mágica...


Ayer, a través de Vane, la mamá de Diego, conocí la historia de otra mamá, que me dejó toda la noche pensando, y dándole vueltas a las injusticias de la vida, a los momentos dolorosos, y al descubrimiento de las grandes personas que esconde cada tragedia.
Flor, que no podía llamarse de otra forma, desde que su vida cambió, decidió hacerse la reina de un jardín inmenso de flores, decidió hacerse fuerte y cuidar de que al resto de florecillas, la mayoría calas de mil colores, no les ocurriera lo mismo que a su pequeña.
Helena es la flor más bonita de su jardín, la que le arrancó alguien que un día decidió coger su coche con alguna copa de más, y como siempre la consecuencia fue para la pequeña Helena, para la que no disfrutó esa noche de unas copas con las amigas, y por desgracia no lo haría más...
Puede que esta gente merezca pudrirse en la cárcel, por conducir bebido y por las consecuencias que esto ocasiona, aunque yo creo que preferiría pudrirme para siempre en la cárcel que llevar esa losa sobre mi conciencia, saber que por tu mala cabeza le desgarraste la vida a alguien que la estaba empezando, y que con ella te llevaste la sonrisa de muchos que la quieren.
Flor es un ejemplo para todos, ayer mirando sus blogs, y sus paginas, me caían las lágrimas al ver como una persona podía ser tan generosa con el mundo, después de lo que el mundo le había hecho. Ya os digo, que la conozco a través de Vane, y si algún día os apetece leer el cuento que Flor le escribió a Diego os pasará lo mismo que a mi, que a parte de admirar su forma de expresarse y de escribir, descubriréis que detrás de todo eso tiene que haber un alma y un corazón muy grande, tanto como para llegar a ser la mamá del Hada Helena.
Si alguien quiere pasarse por su blog: http://quieroconducirquierovivir.wordpress.com/  vereís la lucha ante tantos accidentes de trafico, que muchos de ellos podrían haber sido evitados...
Flor, desde aquí, te mando un besito muy grande, y que sepas que tienes toda mi admiración como persona, como mujer, como madre, como reina de las flores, y como la mamá del Hada Helena. Un beso guapa.

martes, 26 de octubre de 2010

4

Esta noche es larga si no estás...


De nuevo sola en casa! Espero que esta noche sea un poco más tranquila, no creo que pueda con otra de mis pesadillas para mandar como guión de cine.
No me acostumbro...cada vez que estoy sola, no tengo hambre, ni siquiera cocino, me aburro, no tengo nada que hacer, la casa está vacía, no tengo con quien hablar, me da igual si salir a mi hora del trabajo o retrasarme, solo quiero que pase el tiempo y él vuelva. Pero el tiempo se detiene, pasa lento, a veces juraría que ni se mueve, miro la hora mil veces, pero no ayuda a que esas agujas avancen de ninguna de las maneras...
Ayer hizo trece años que empezamos a salir, y es casi la mitad de mi vida a su lado, demasiado tiempo juntos, como para que ahora me acostumbre de nuevo a esta soledad que visita mi casa, semana si, semana también. Odio no estar eternamente de vacaciones para irme con él, odio que viaje sin mi, que esté solo en una fría habitación de hotel, mientras yo me seco las lágrimas en casa. Que duros son los trabajos que te obligan a ir de un sitio a otro, que duro es tener que moverse tanto para poder comer a fin de mes, y aun así nunca hay dinero que llegue, o que sea suficiente...
Hoy voy a pensar en que en una semana la cosa cambia, en unos días nos vamos juntos, haré las maletas con otra cara, y empezaremos ese viaje acompañandonos mutuamente, solo una semana, solo una semana...
"Esta noche es larga si no estás...
me está cayendo encima y no lo puedo remediar..."

lunes, 25 de octubre de 2010

5

Mi vida, mi cuento de hadas...


Hay momento que quedan para siempre grabados en nuestra memoria...y dicen los incrédulos que los cuentos no existen, que son solo para niños, o que nadie puede vivir el suyo propio.
Momentos que quedan plasmados en fotografías, que una mira de vez en cuando, que las ve desde la distancia del tiempo y que sabe que esas imagenes forman parte de su propio cuento, el cuento de su vida. Lo mejor de todo es que la historia continua según el paso de los días, que el ayer quedó escrito, el hoy se está creando y el mañana podemos crearlo a nuestro antojo, según nuestras propias decisiones, nuestros deseos o nuestros sueños.
Todos llevamos encima la pluma que escribe nuestra vida, si la utilizamos para escribir la tinta correrá viva por esos sueños de niña, la pena es de quienes no la usan y dejan que esa tinta se seque, sin que pueda ser recuperada de algún modo para seguir escribiendo la historia.
Esta fotografía refleja el principio de un cuento de hadas, donde se ve a campanilla apoyada en el hombro de su príncipe azul, aquel que besó un día delante de todo el mundo para jurarle amor eterno, y para que escribieran juntos el principio de sus nuevas vidas.
Claro que hay momentos grises, momento malos, personajes que acechan como lobos feroces para hacer brotar las lágrimas de quien los sufre. Es la vida, y la historia que se va dibujando en nuestro libro personal. Esas peleas, esas discusiones que le ponen sal a la vida, pero también están esos momentos dulces, de los que quedan gravados en nuestra memoria para siempre.
Si algún día fui feliz, fue el de la foto, si algún día disfruté como una niña pequeña también fue ese...y ahora lucho y trató de dar los pasos necesarios para que llegue otro momento mejor, cada día pongo el listón más alto, pero sé que esa campanilla nació con una misión en la vida, y sin duda si sigue luchando de esa manera y proponiéndoselo con esa fuerza, yo se que hará llegar ese polvo de hadas muy lejos. Porque ella tiene lo que a muchos les falta, lo que muchos añoran, y lo que muchos no creen que pueda existir...ese es el fallo de nuestra sociedad, dejar de soñar...
Mirar la foto, saborear el momento, y decirme si esa imagen no os parece sacada de un cuento!. Lo mejor de todo es que en este caso, la que escribe se muestra como protagonista, y a su lado un príncipe ya ocupado, chicas. Lo siento, este es mio!!
1

Restos del naufragio se acercan a la orilla...(III)



Y fue entonces cuando el mar arrastró esa botella hasta la orilla. El fuerte temporal hizo que chocara contra las rocas quebrando el transparente cristal en mil pedazos, y como arte de magia, como en las historias más inéditas jamás contadas, allí estaba él.
El mal tiempo hizo que su mente volara, y sin saber como aquel día ella había vuelto a pasear por su cabeza. Tras tantos años sin verse, sin saberse el uno del otro, este reencuentro tendría que significar algo, o al menos aportar algo a su vida. Esa mañana su mujer no paraba de hablar, de hacer planes, de querer que él estuviera más activo que nunca sin darse cuenta de su cansancio y de sus pensamientos que volaban, a mil kilómetros de distancia pensando en ella.
Que estará haciendo ahora? habrá vuelto su marido? porqué me marché aquel día? Porque ahora después de quince años me encuentro de nuevo con el pasado?.
Su mente estaba tan atascada con los pensamientos que bajó a ver el fuerte temporal desde la playa, por muy horrible que fuera aquel arrebato de viento y lluvia no tendría importancia en comparación con el huracán de su mente.
Claro que pensaba en ella, y claro que sabía que de un modo u otro ella era como su ángel de la guarda, que siempre aparecía sin llamar, con esa estela de luz que iluminaba su recuerdo, con esas palabras dulces que le daban la vuelta a su mundo, con ese cariño y ese sentimiento tan vivo a pesar de todo. Pero ella se veía feliz con la vida que llevaba, y a pesar del dolor que él le había causado años atrás, parecía como si hubiera resurgido y ahora estuviera serena y tranquila. Sin embargo él notaba que también lo recordaba, que guardaba aquel cariño que un día le reservó, y que a pesar de todo le había perdonado por no cumplir su palabra, por haber sido tan cobarde de no haber tenido valor suficiente para volver a por ella, o simplemente volver a verla...
Ella solo hacía una semana que le había hablado de aquel beso, un beso regalado hace quince años que aun seguía vivo en sus labios, ella recordaba con claridad su sabor y hasta el olor de aquel momento, y él avergonzado solo recordaba que había ocurrido. Sin duda fue mejor así, él no la merecía, por eso le había llenado la cabeza con sus relatos de grandeza, por eso quería que ella lo viera feliz, que no la echaba de menos, al menos no como a ella le hubiese gustado...
El aun no sabía del mensaje en la botella, aun no sabía lo que las olas le podrían regalar ese día, aun así, escribió un nuevo mensaje: "Pronto volveremos a hablar", y sin pensarlo le dio a enviar...

sábado, 23 de octubre de 2010

8

Hay cosas que solo una madre entiende...


La grandeza de escribir, es saber la gente que te llega a leer. Cuando te hablan de lo que escribes o de como lo escribes, y la ilusión que se siente al descubrir lectores inesperados, me refiero a esa gente que conoces pero que nunca te imaginarias que estuvieran ahí, escondidas detrás de tus palabras...

El otro día hablando con unos amigos de mi blog, uno de ellos me dijo que me leía siempre, pero que quien también seguía mis locuras era su madre. La verdad que me sorprendió muchisimo, porque no me imagino lo que una madre puede pensar de mis locuras, de mis sentimientos, o de todo esto que a veces cargo dentro. Ni siquiera me imagino a la mía leyéndolo, aunque ella ni sabe de este blog, de ser así, no creo que fuera capaz de escribir con tanta franqueza de algunos temas, se que hay cosas del pasado que le dolerían, y que en las entradas que le hablo a mi padre a ella le desgarraría el alma, que es mejor así...
La verdad es que me hace mucha ilusión que me leas , porque además de ser la madre de uno de mis mejores amigos, eres una de las madres a las que más admiro y me imagino que el merito de eso, sea precisamente las cosas que me llegan a través de tu pequeño gran niño. Por otro lado, eres una madre cercana, de las que conozco, y eso hace que en muchas ocasiones tus comentarios sobre lo que escribo, aun sin saberlo lleguen a mi, y yo los recibo con una alegría inmensa, sobre todo por el sentimiento maternal que encierra cada palabra.
Quizá por todo lo que llevo vivido, por lo que me pasó, o por las circunstancias sin más...echo un poco de menos ese amor que solo puede dar una madre, no es que la mía no me lo dé, pero las cosas a veces cambian según los golpes de la vida. Por eso acepto de buen grado recibir el cariño de todas las madres del mundo, porque yo en el fondo, y no tan al fondo, sigo siendo una niña.
Una niña que se quedó atrapada hace once años en su silencio, que procura callar muchas cosas que siente, por no hacer daño a los que quiere, y que empecé a escribir un día de forma terapéutica para superar lo insuperable de la vida. Una niña, que sigue llegando a casa de su madre y le da un abrazo de oso, que lloro, que me encapricho y que tengo mis pataletas como antes, como siempre. Porque aun cuando me pongo enferma la llamo, buscando una palabra de cariño, el consuelo o el mimo, y porque me entra la impotencia muchas veces por no tenerlo todo al completo, y por tenerme que conformar, porque a la vida le dio la gana, solo con la mitad.
Recuerdo la primera vez que fui a cenar a casa de Juan, fue un año después de que mi vida se quedara incompleta, y recuerdo que nada más entrar en aquel comedor me puse a llorar como una tonta. Allí sentí todo lo que yo ya no tenía, note ese amor en el ambiente, ese cariño de unos hacia otros, y esa alegría e ilusión que reflejaban sus caras por el simple echo de cenar un día juntos. Su madre, me abrazó y lloró conmigo porque sin decir nada, ella ya lo había entendido. Es una madre, y estas cosas las entendéis mejor que nadie, tenéis ese don que os hace tan especiales...
Lo que quiero decir, es que a ti también te admiro por eso, porque sé que con tu esfuerzo y con tu lucha has conseguido formar y mantener ese ambiente de amor, que solo algunos somos capaces de ver. Yo lo se, por lo que me llega, por tantos momentos, anécdotas, y experiencias vividas que mi amigo me cuenta. Se, que no se nada, pero se lo suficiente para darme cuenta de donde se esconden las carencias que a mi me faltan.
Ojala, yo algún día llegue a ser tan buena madre como vosotras, al menos trato de aprender de lo que veo, y a falta de una familia completa he empezado a formar la mía al lado de la persona que más quiero en el mundo, quizá más que a mi misma. Espero llegar a ser tan buena, y mantener siempre ese sentimiento de cariño hacia los mios, que mis hijos un día hablen con ese brillo tan especial como lo hacen los vuestros, y que se sientan por lo menos la mitad de orgullosos de mi de lo que vosotras conseguisteis hacer sentir.
Se que en una de mis entradas te emocionaste por todo lo que decía, y a pesar de que mis palabras no eran más que realidades, a mi me llegó tu emoción, a través del brillo en  los ojos de un amigo. Gracias por estar ahí, porque aun sin saberlo tu cariño me llega, espero conseguir con estas letras que el mio llegue a ti de alguna manera.
Sea como sea, gracias por estar ahí...

viernes, 22 de octubre de 2010

7

Mensaje en una botella...(II)



Hoy te escribo esta carta, porque siempre te quejabas que no te escribía cartas de amor.  Decías que eran pocas, que llegaban lentas, y que ansiabas recibir mis letras. Yo esperaba respuestas que nunca llegaron, al menos no con la frecuencia que tu exigías, no con el sentimiento que yo plasmaba, o con los sueños que te enviaba.
Aun no entiendo el por qué de tus silencios, yo que he esperado tanto, que no he pedido nada a cambio y aun  sueño mientras duermo.
Nada a cambiado tanto, casi todo sigue igual, yo con mis fiestas, con mis días, con mi trabajo y poco más. Tú ahora en tu mundo, una vida montada al antojo de papá, tus marcas, tus delicatesen, tus coches caros, y mil monedas que contar.
Somos dos mundos distanciados por demasiadas cosas, por miedos, sueños, luchas y hasta kilómetros. Te olvidaste de mi demasiado tiempo, a ratos me pensaste, a otros me tomaste y cuando quisiste me desechaste. Son muchos momentos desde lejos, muchas charlas, muchos silencios. Mucho que contar y mucho que callar desde aquello.
Aquellas cartas ya no volverán, pero ni ellas ni los tiempos rebeldes, ni los pocos años o  la ausencia de pensamientos futuros.
Yo sigo bien como siempre, feliz y sonriente, no he cambiado tanto, sigo siendo esa soñadora de otra época, con más años y más recuerdos, pero con el mismo encanto y con el mismo sueño. Sigo construyendo mi cuento, ese de hadas que un día me dijiste que no conseguiría, me contabas que los príncipes azules no existen, y que la vida no está hecha de libros de cuentos en los que uno pudiera perderse y soñar. Pues que quieres que te diga, encontré el sapo que al besarlo se transformó, encontré el carruaje que me llevó a palacio y donde juré mi amor. Tengo hada madrina, un libro de sueños y soy ayudante de campanilla, quizá soñar nunca fue lo tuyo...
Te escribí mil veces, te abrí la puerta al libro de los cuentos, te enseñé todo mi mundo de fantasía, y te dije que en él encontrarías la princesa perdida. No quisiste escuchar, no esperaste a ver la magia ante tus ojos, tu solo querías crecer y formar tu realidad.
Pues ahí la tienes, chico de lujos, con castillos de arena, vuelos a new york y de tanto que tienes te olvidas que en el suelo se vive mejor.
Pues nada más, me despido, te dejo en tu mundo de finanzas, de no tener tiempo para nada, de no tener ni palabras. Te dejo porque te veo asustado, a hablar conmigo, a charlar un rato, te veo ajeno a todo lo que tengo, te veo lejano de mis sentimientos. Ahí va la ultima carta, ya no puedes exigir nada, recuerda siempre a quien te recuerda, pero nunca me pidas que perdone el desaire, el engaño, el sueño incumplido o el recuerdo pisoteado...


jueves, 21 de octubre de 2010

7

Sinceramente...Marta


Después de un año escribiendo de forma pública, me he dado cuenta de que mis textos gustan porque escribo lo que a todos nos gustaría oír, pero muy pocos nos atrevemos a pronunciar.
Yo soy la primera que quiere escuchar, notar, sentir y palpar los sentimientos de las personas que me rodean. Ya se que mi marido, por ejemplo, me quiere, pero aun así me gusta oírlo.
Vivimos en una sociedad, a la que parece costarle un enorme esfuerzo decir un "te quiero", o un "te admiro por esto", sin embargo echar cosas en cara, discutir o insultar no parece que sea tarea complicada, puesto que todos lo hacemos y en muchos casos sin pensar...
Hay que pensarse tres veces decirle a alguien que lo quieres, por la importancia de la palabra, pero acusarlo de mentiroso, cobarde o traidor no requiere tal esfuerzo de pensamiento...y me da pena.
Me tachan de persona sensible, de soñadora, de ilusionista, de infantil...pero prefiero mil veces ser de esta manera a convertirme en un ser despiadado y sin sentimientos. Prefiero llorar o sufrir al llevarme sorpresas con cierta gente, a cerrarme en banda y quedarme sin conocer a alguna persona que vale mucho la pena.
La vida es muy corta, aun viviendo muchos años, se quedan en nada para todo lo que el mundo nos tiene que ofrecer. Sabemos la fecha de nuestro nacimiento y la celebramos todos los años, pero nadie sabe el día exacto en que partirá a otro mundo más extraño y aun desconocido.
Es por eso que muestro mis sentimientos tal cual son, que digo y hago lo que creo y lo que pienso, y en el momento que me toque partir, me iré con la satisfacción de haberle dicho a todos mis seres queridos lo que pienso de ellos. Lo que me gusta, lo que no, lo que admiro y también en lo que no estoy de acuerdo. Que sepan que los quiero, y por que los quiero...quizá sea una soñadora, pero también os digo, que que cuento lo que me gustará escuchar...
7

Carola siente...(I)



No combiene idealizar a las personas...y esa es una lección que tengo pendiente de aprender en la vida. A mis treinta años recién cumplidos, sigo creyéndome todo lo que aparentan los que quieren impresionar. Absorbo la información y ensalzo a la persona tal y como ella quiere que lo haga, así que termino por admirar a un ser inventado, creado y formado para sorprender con su grandeza ficticia, que a falta de creersela el sujeto de si mismo, ya me tiene a mi para hacer el trabajo..
A veces soy consciente de que tratan de impresionarme, pero me dejo llevar, me dejo engañar, y hasta yo misma ayudo al otro para creerme cada una de sus palabras, para creer que en el mundo en que vivimos aun pueden existir seres tan perfectos como ese, y yo tener la suerte de conocerlos...
Lo malo es cuando la otra persona empieza a fallar en su historia, empieza a cometer errores que contradicen a sus palabras, empieza a mostrar signos humanos de que no todo es tan perfecto como lo pinta, y termina por mostrarse como otro carnal normal y corriente... en ese momento es cuando me siento decepcionada, cuando se me forma un nudo en la garganta y veo más aya de lo que yo misma quería llegar a ver...cuando se me cae la venda de los ojos y vuelvo a la realidad del imperfeccionismo inevitable de la sociedad, pero con el agravante de la mentira, la apariencia, y el juego sucio con los sentimientos ajenos.
No es una piedra poco común, al menos en mi camino es una de las que más abundan, y aun sabiéndolo, y aun siendo consciente como creo ser, caigo una y mil veces en el mismo punto, con la esperanza de que algún día ese ser tan perfecto aparezca en mi vida.
El último, estaba ensalzado y admirado con muchos años de antigüedad, y en estos momentos me duele ver su suicidio ante mi, me duele que muestre sus defectos o sus desaires, no se si de forma inconsciente o consciente, quizá lo que busca sea simplemente deshacerse de mi y echarme de su vida para siempre, lo cual aun me resulta más curioso, porque mi vida esta a años luz de la suya, y lo único que tiene que hacer es mantenerse alerta una vez cada ciertos años.
No es tanto el contacto, no es tan frecuente la comunicación, simplemente estamos en dos puntos distintos a la espera de que algún día se vuelvan a cruzar nuestras vidas, pero todo es tan confuso que ya no se si quiero que eso suceda, o prefiero ponerle fin a esta historia que de haber acabado antes tendría un final distinto.
Me duele, me duele mucho el desprecio, las mentiras descaradas, el pensamiento de que alguien se pueda creer ciertas cosas o ciertas excusas, a veces da más vergüenza reconocer que te están mintiendo que decir la mentira en si misma. Duele ver que quieran crecer ante tus ojos, para hacerte a ti pequeñita, darte con una vida perfecta en las narices para que solo tu seas capaz de ver las grandes carencias de la tuya propia, caer en la trampa...duele...
Pero yo no caeré, no esta vez. Dejaré que pienses que soy una tonta más, que vivo engañada ante tus historias, y dejaré que lo creas para que puedas ser feliz de esa extraña manera que parece que es la que te hace sonreír, si no de tus palabras, al menos sí a mi costa...
No era tan difícil mentir mejor, tener memoria, buscar otras excusas, hasta yo ayudaba con mis ganas de dejarme engañar...que pena que no aguantaras solo dos días más...
Como duele...

miércoles, 20 de octubre de 2010

12

Solo fue un sueño...


Esta noche sobre las tres de la madrugada vi como mi marido se caía por las escaleras y se daba un fuerte golpe en la cabeza. Asustada, corrí hacia él, que yacía inmóvil en el suelo sangrando por la boca y por un oído.
Intenté limpiarle la sangre que salia a borbotones, mientras gritaba para que alguien llamara a una ambulancia. Recuerdo que le acariciaba el pelo, lo besaba en la frente, pidiéndole una y otra vez que estuviera tranquilo, que no pasaba nada y que en seguida vendrían a ayudarnos.
Abrí los ojos asustada, solo veía sangre por todos lados, el corazón me palpitaba tan fuerte que pensé que se me saldría del pecho en cualquier momento. Con los ojos abiertos me vi en mi cama, todo era un sueño, un mal sueño...
Entonces lo busqué con mis manos, quería abrazarlo, notar que estaba bien, que ya había pasado todo, y que con su contacto la pesadilla desaparecería enseguida, pero no lo encontré.
No estaba en cama, su sitio estaba intacto, con las sábanas perfectamente colocadas, estaba durmiendo sola, ni me había dado cuenta de que él estaba de viaje, y esta solo era la primera noche fuera.
Asustada, pensé que a lo mejor le había pasado algo, que quizá ese sueño fuese un aviso, no se, solo sé que estaba muy angustiada. Así que a las cuatro de la mañana cogí mi blacberry y empecé a mandarle mensajes por si estaba despierto, solo quería una señal de que estaba bien, que me podía dormir y que no pasaba nada.
No hubo señal, no hubo nada. Como es normal él estaba dormido y no escuchó el móvil, ni se enteró que la loca de su mujer estaba viviendo una película de terror en plena noche a solas!!....
El resto del tiempo fue interminable, vueltas y más vueltas en cama, las imagenes de él tirado en las escaleras, la sangre, el frío que me recorría el cuerpo solo con pensarlo, más sangre...no podía dormir así... 
No recuerdo en que momento pestañee, y cuando volví a abrir los ojos salte de la cama como un rayo, encima llegaba tarde a trabajar, no tendría donde aparcar el coche, y Juan no estaba para acercarme él...todo eran problemas!.
Sin pensar muy bien, llamé a un taxi que me acercara a la puerta del trabajo, me metí en el coche y llegó su primer mensaje al móvil preguntándome que me había pasado durante la noche, que tenia como mil mensajes mios...que alegría saber de él, estaba bien, no le había pasado nada, el sueño era un exceso de preocupación o que se yo!.
Después de charlar con él un ratito llegué a mi trabajo, cinco minutos antes de abrir, así que finalmente no era tan grave. Lo que sí fue grave son los once euros que me cobró el señor taxista, recordándome que hoy no me es rentable haber venido, ya que se me fue lo comido por lo servido como se suele decir aquí...
Meto la llave en la puerta de mi trabajo y oigo el teléfono, saco la alarma lo más rápido que puedo y vuelo al aparato que no para se sonar...mi jefa al otro lado, menos mal que llamé al taxi, para un día que se le ocurre llamar a las diez, cero, cero...

martes, 19 de octubre de 2010

3

Felicidades Albita !!


Cuando compré mi piso, con toda la ilusión que conlleva, no me imaginaba la sorpresa que se me venia encima. A parte de mi primera vivienda, el inicio de mi vida en pareja, y demás pasos que la vida nos va permitiendo dar, aparecieron unos buenos vecinos...
Albita, sabes lo mucho que te quiero. Que a veces las personas somos unas tontorronas, y la vida nos va poniendo obstáculos que debemos ir saltando...pero nunca he dudado de los sentimientos que nos unen, eso nunca...
Tengo tantas cosas que agradeceros a ti y a Jheray, que me harían falta tres días para escribirlas todas. Sois las personas más generosas que he conocido, siempre estáis para conceder favores cuando se necesitan, y aunque no se os pidan las cosas muchas veces las ofrecéis directamente...
No te voy a poner aquí muchas cosas que ya sabes, y que ya te dije estos días en persona, que es como debe ser...pero hoy, es un día muy especial, y quiero que sepas que tanto Juan como yo, te deseamos lo mejor del mundo, que esperamos que tengas un feliz día, y que te acuerdes que tenemos una cenita a medias pendiente...
A ti, las cosas, prefiero decírtelas en persona, para que veas que ese abrazo que te di el sábado, era el más real y el más sincero. Te quiero mucho guapa, disfruta de todas las sorpresas que te están esperando hoy!! Un besazo.

lunes, 18 de octubre de 2010

2

Tengo ganas de no tener ganas...


Lo siento por las Julietas, pero ya no creo en los Romeos. No hay amor que pueda ser tan perfecto como para no discutir nunca, para no sentir pereza algunos días, o necesidad de la soledad en otros momentos...
Siempre soñé con ser la protagonista de una de esas películas románticas, buscaba un príncipe azul y acabar convirtiéndome en princesa, porque creía y aun creo en todos esos cuentos de hadas, sigo siendo la campanilla olvidada, la portadora de todo ese polvo de hadas...
Quien no soñó nunca con eso? a quien no le gusta que le regalen los oídos de palabras bonitas o frases de deseo, quien no quiere tener un amor que le lleve a la luna, tan alto que no necesite estirar la mano para tocar las estrellas.... quizá yo exija demasiado....
Mi corazón me pide fantasía, me pide cosas nuevas todos los días, y hasta algunas veces no sabe ni él mismo lo que quiere, así que es difícil complacerlo con nada que no sea un beso...
Tengo un cajón lleno de besos ricos, mi marido me los deja ahí para cuando no está, cuando se va de viaje por trabajo, cuando estoy sola, o cuando estoy muy besucona...el los rellena a diario, y siempre los tengo ahí guardados... Tengo un baúl de sueños con él a mi lado, y ya hemos cumplido muchos de ellos, otros van llegando...
Tengo ganas, tengo deseos, tengo que no se ni lo que tengo...me quejo de vicio...
Digo que estoy acostumbrada a esos viajes interminables, que me gusta la soledad de mi casa, a lo mejor no quiero decir lo mal que llevo tu ausencia, o lo mucho que me cuesta esa distancia... Te necesito siempre a mi lado, porque tu eres mi complemento, mi mitad, mi necesidad, mi todo entero para mi sola, y yo solo soy la princesa de tu cuento de hadas...
2

Felicidades Noe...siempre serás esa "amiga mia"...


Parece que los grandes amigos os habéis puesto de acuerdo para nacer en días seguidos, o será que me llevo especialmente bien con los Libra. De cualquier forma tu sabes que eres muy importante para mi...que te has ganado un gran sitio en mi corazón, que has llegado a él de repente y lo has ido conquistando poco a poco hasta el día de hoy...
Hemos pasado de todo juntas, desde las risas más dulces, a las lágrimas más amargas, pasando por algún malentendido...morros de niñas celosas, porque creo que quiere a otra más que a mi, y la satisfacción de los abrazos llenos de cariño. Desde que nos conocemos, las únicas quejas que nos hicimos la una a la otra, fueron por estar más juntas, más unidas, por no querer que la distancia se metiese en medio, y por no dejar a nadie que ocupase nuestro puesto en el corazón de la otra. A día de hoy, esa batalla está superada, las dos hemos ganado esa guerra y hay ciertas cosas que ya no pasarán...
Cuando me casé, pensé en que podía hacer con mi ramo. Para mi las bodas, y más el ramo de la novia, es el tesoro más preciado y buscado....siempre soñé con que alguien me diera uno, pensaba que así me casaría antes...pero siempre me quedaba a las puertas de él, o lo tiraban y yo lo rozaba pero le caía a otra... 
Así que pensé en que mi ramo no podía caer en el sitio equivocado, y pensé en quienes eran las personas más importantes para mi. Pensé poco, porque tenía claro que si alguien se merecía mi ramo eras tú...Cada vez que veo el vídeo, me emociono con ese momento, con tu cara, con mi ilusión, con ese trocito de mi día que guardaré para siempre en esa cajita de momentos especiales que tengo.
Esta entrada, me es muy difícil de escribir, cada dos lineas tengo que parar a secarme la llorera tonta que a una le entra cuando habla de una amiga tan especial...
Llegaste a mi, como la novia de mi amigo Martín...hoy eres mi AMIGA con mayúsculas, y lo siento por él, pero has conseguido el trozo más grande de mi tarta de cariño.  A día de hoy hay cosas que no te tengo que decir, que con una mirada basta para que me entiendas, sabes cuando algo no me gusta, cuando algo va mal, o cuando simplemente estoy pasando por uno de mis malos momentos...eres la palabra de cariño, el consuelo verdadero, y el animo ante los líos. También eres la cordura, la que está ahí para decirme: "Piensa Marta, no te dejes llevar por tus agobios mentales", la que me entiende siempre, y a la que me apetece decirle o contarle todo. A veces se, que llego a ser cargante, pesada, que caigo una y mil veces en la misma piedra, y siempre que levanto la cabeza encuentro tu mano tendida esperando a que yo la sujete y vuelva a caminar... Eres como ese apoyo, ese bastón que no falla y que sabes que siempre estará.
Son tantas cosas juntas...tantas que no se que te puedo decir que no sepas...espero seguir compartiendo contigo miles de momentos dulces, de los buenos, seguir creciendo juntas, seguir avanzando en este camino que cada día se nos hace más complicado...Pasamos de juntar las pagas de la semana para ir a la discoteca, a trabajar duro para pagar una hipoteca, nos van cambiando las responsabilidades, el entorno, el mundo y la vida...pero hay algo que nunca cambiará...y es que siempre serás esa "amiga mia"...
(Lo dejo aquí, que no puedo más....)
Espero que tengas un feliz día, que te regalen muchas cosas, y que se mantenga siempre esa bonita sonrisa!!! Te quiero mucho guapa, mucho, mucho... muaccckkk

sábado, 16 de octubre de 2010

2

Felicidades Dani!!


Pues sí, Danieliño, claro que eres grande...pero no solo hoy por ser tu cumpleaños, sino todos los días de tu vida.
Me siento afortunada de tenerte en mi vida, y aunque mi mente no tiene recuerdos sin ti a mi  lado, se que el día que nos conocimos fue uno de los más importantes que he tenido, porque llegó un gran amigo para quedarse para siempre, y ese es el mayor regalo y la mayor recompensa que alguien puede tener y desear.
Eres el amigo perfecto, el que está en todos los momentos compartidos, no solo en las fiestas, si no también cuando se necesita un apoyo, un hombro donde apoyarse...cuando el mundo me dio la espalda tú estabas ahí, y compartiste días muy duros a mi lado, y siempre tuviste esa broma, o ese chiste preparado para sacarme aunque solo fuera una sonrisa. Y cuando la vida decidió recompensarme, y me regaló el día más feliz de mi vida...la primera cara que vi al entrar en la iglesia y caminar hacia el altar, también fue la tuya...se sin necesidad de que lo digas, que te alegras con nuestras cosas, y que te preocupas con nuestros problemas, que podemos contar contigo siempre, y que nunca nos fallarás...eres ese amigo especial que ha dejado de ser solo "amigo", porque es un titulo demasiado pequeño para ti. Hace tiempo que entraste en nuestra familia, y tanto Juan como yo, lo sentimos y lo queremos así, porque una persona tan grande como tu tiene todo lo necesario para serlo, excepto la sangre, pero esa carece de importancia la mayor parte de las veces, porque cuando lo necesitamos llegaste mucho antes que todos esos que llevan mi sangre...
Te deseo lo mejor, hoy que cumples treinta años, y es un día muy especial, y siempre!!. Porque tú no te mereces otra cosa que no sea ser feliz, porque sé que la vida te va a devolver todo eso que llevas repartiendo de forma gratuita a todos los que te queremos.
Muchas veces nos da vergüenza, o pereza, decirle a la gente importante lo que significa para nosotros...yo desde hace unos años no me quiero guardar nada, porque nunca se sabe cuando se acaban las oportunidades, la vida es muy corta, y cuando menos te lo esperas, se levanta el telón y se acaba el espectáculo. Por eso quiero que sepas, que ya lo sabes, que te queremos muchisimo, y que ojala podamos devolverte todo lo que nos has dado durante tantos años, que sigamos compartiendo miles de momentos juntos, porque nos queda todo por hacer...
Hoy nos visita el presente, recordándonos que hace treinta años llegó un ser muy importante a este lado del mundo, y nos comeremos el futuro juntos, y seguiremos contando batallitas a los cuarenta, cincuenta, y los que vengan...estoy convencida de que seremos la envidia de los viajes del inserso, ya lo verás...
Te queremos mucho Dani, nuestro más mejor amigo!! Muaccckkk
6

Premio Tormenta de Talento


Mi amiga Naty, desde Argentina ha valorado mi blog, con el premio Tormenta de talento, por lo que le estaré agradecida eternamente ya que es la primera vez que recibo un premio por parte de otro bloguero, y eso significa que hay alguien que te sigue, y que le gusta lo que escribes lo suficiente como para pasarte el testigo...Gracias guapa!!!
Ahora se supone que tengo que poner nueve cosas que me gustan y compartirlas con vosotros, y también pasar el premio a otros blogueros!!!
1-Me encanta el verano, los días de playa, dar paseos por la orilla del mar sintiendo como las olas golpean mi piel. Es una sensación que me relaja profundamente y que me gustaría poder disfrutar durante todo el año.
2-Mi momento favorito del día, el que yo llamo "momento sofá", cuando mi marido llega a casa cansado, y nos tumbamos juntos un ratito a ver la televisión, tranquilos, abrazados, sintiendo el placer de terminar un duro día de multitud de tareas agotadoras.
3-Estar con mis amigos, con los de siempre, con los de verdad, con esos que llamo amigos en el sentido más amplio de la palabra y que siempre están cuando los necesito, nunca me fallan, me quieren y yo trato de corresponderlos como se merecen.
4-Viajar, a México, a Mallorca, a Roma, a cualquier sitio, pero viajar...siempre aprendo cosas nuevas, y siempre trato de disfrutar de cada sitio con la mente muy abierta, para absorver la forma de vida de cada destino y para poder llevarme un trocito en el corazón que me invite a repetir algún día.
5-Mi casa...es mi refugio, mi escondite secreto..soy una persona muy casera y disfruto de cada minuto que estoy en ella, me da la calma, la paz que necesito, he creado un hogar perfecto junto a mi marido!!.
6-Comer...es uno de los placeres más agradables de esta vida!!, por eso vivo permanentemente a dieta, porque si una no se cuida...Ese pulpo gallego, o esas almejas a la marinera...el chocolate, que perdición...!!!
7-Los niños!!, me vuelven loca, sobre todo los más pequeñitos...cuando mi sobrina de tres años me llama Martita, se me cae la baba, y esa es una de las cosas más placenteras de la vida.
8-Regalar. Me encanta hacer regalos sin que sea un día especial, porque sí, porque me gusta y porque n hace falta de ninguna celebración para acordarte de alguien a quien quieres...
9- Y por último, escribir. Es una de las pasiones de mi vida, desde que soy pequeñita...y bueno, los resultados los valoráis vosotros con vuestros comentarios...

Ahora le paso el testigo a los 9 amigos, o a los 9 blogs que creo que se lo merecen...

-http://www.mipequediego.es/blog/
-http://cocinaparapinuinas.blogspot.com/
-http://artematopeya.wordpress.com/
-http://elmundodesaramujerde35.blogspot.com/
-http://lamagaenigmatica.blogspot.com/
-http://www.baballa.com/
-http://elbuhociego.blogspot.com/
-http://soledadesdeunabruja.blogspot.com/
-http://todosobresermadre.blogspot.com/

Felicidades a todos los elegidos...y a los demás...pues os tocará en otra ocasión....

miércoles, 13 de octubre de 2010

4

Pensando en esos mineros Chilenos...


Hoy viendo en el telediario como rescataban a los mineros de Chile, me puse a pensar en el sufrimiento de sus familias. No me imagino el tener a mi marido atrapado en una mina durante dos meses sin saber como está, acostarme todas las noches en mi cama vacía pensando en que él está a muchos metros bajo tierra sin saber si lo podrán rescatar. Dos meses son mucho tiempo, dan para pensar muchas cosas, y ninguna buena.
Es increíble el riesgo que entraña esa profesión, y lo que uno tiene que necesitar el dinero para decidir un día que quiere trabajar en una mina, un trabajo tan arriesgado y que por mucho que les pagaran, no encuentro un sueldo justo que lo compense. No me gustaría que mi marido, mi padre, mi hermano, mi hijo o cualquier miembro de mi familia decidiese un día ser minero, me parece un sacrificio demasiado alto para tan poco beneficio.
Bajar a una mina no solo es duro, si no que no está valorado, y a parte del riesgo al que se enfrentan día tras día, están los numerosos problemas de salud que acarrea el trabajar ahí.
El momento en que cada uno de ellos, es rescatado, y sale a la superficie, las emociones deben de ser extremas en las mentes de sus familiares y de ellos mismos. A alguno le espera la noticia de su paternidad aquí afuera... y pensar en esa mujer dando a luz sin su marido al lado, sin saber si su hijo conocerá a su padre...solo de pensarlo se me ponen los pelos de punta...
Al menos, esta es una historia con final feliz, y a estas horas ya están a salvo la mayoría, aunque me imagino que esta será una experiencia gravada para siempre en sus retinas, y que espero no les deje secuelas de ningún tipo. Hay que ser muy fuerte para sobrevivir a algo así, tanto física como psicológicamente, asi que no es de extrañar, que cada vez que sale una imagen con un nuevo minero en la superficie, yo también me emocione como si de un familiar mio se tratara...
3

Yo puedo, si tu quieres...


Me gustaría que mis malas experiencias del pasado, al menos sirvieran para ayudar a otras personas que pasan por lo mismo. Me duele ver a gente sufrir por cosas que yo ya he vivido, y que desde la distancia ahora veo con más claridad, pero aun así me cuesta explicar como se deben hacer las cosas en cada momento, quizá porque ni yo misma se bien como se pueden superar ciertos trances...
Lo que tengo claro, es que a veces necesitamos ayuda, sobre todo en situaciones que nos superan y nos desbordan, pero siempre tendemos a cometer el error de creer que nosotros solos podemos con todo y cuando uno se da cuenta puede que sea demasiado tarde, o que haya sacrificado cosas y personas importantes en el camino.
No es una vergüenza decir que estoy mal, que no puedo yo sola con esta situación, o pedir ayuda, y cuando la ayuda de los que queremos no es suficiente tampoco es una vergüenza acudir a un profesional a que nos abra una ventana para poder ver la luz. Me refiero a esos médicos maravillosos que son los psicólogos, que están ahí para escucharte, para tratar de entenderte y para hacer que veas la realidad cuando aun sin saberlo estas a oscuras inmersa en tu dolor. Y es que el dolor no siempre nos deja ver, cuando es grande y profundo nos come las entrañas, quema, hace heridas que son muy dificiles de tratar, y que tardan mucho tiempo en suavizarse y mucho más en curar.
Aunque las vidas de cada uno son muy diferentes, y las circunstancias totalmente distintas, a veces está bien escuchar a otras personas, ver que hay problemas como el tuyo con final feliz, o que incluso son mucho más graves y la otra persona los lleva bastante mejor que tú. Aprender de las experiencias de los demás, pero siempre con la mente abierta y despejada. No se es más débil por necesitar o pedir ayuda, no es de cobardes, ni de perdedores, es normal que algunas experiencias nos dañen el alma y nos impidan respirar...
Se por experiencia, el desgaste psíquico y físico de los que están a tu lado intentando ayudarte cuando tu estás cerrada en banda, cuando no ves más allá de tu dolor, o de tu propio ombligo, cuando parece que todo el mundo sabe lo que tienes que hacer, pero tu solo tienes ganas de no hacer nada, de enrollarte en ti misma como una madeja de lana y quedarte quieta, esperando que todo pase, o en el mejor de los casos se solucione. Pero también se que esta es la peor opción, quedandote inmóvil no solo no se soluciona nada, si no que estás perdiendo un tiempo maravilloso por volver a ver el sol, no hay nada que no se pueda superar, al menos lo necesario para seguir viviendo. Hay que tener fuerza de voluntad, y decirse a uno mismo que voy a salir de esta situación porque quiero, y lo voy a hacer primero por mi, y después por los que me quieren y sufren al verme así. Hay que echarle ganas, y ya se que no es fácil, que yo no soy el mejor ejemplo de fuerza y valentía, pero sea como sea aquí estoy, y aunque no he acabado mi guerra, ya he ganado muchas batallas, y lo importante es seguir luchando y que cada pequeña victoria sirva para endurecernos más, y para seguir hacia delante con fuerza sin mirar nunca atrás.
Ojala yo fuera una persona de palabras fáciles, de saber decir y hacer lo necesario en el momento que otros lo necesitan, pero a veces sientes como si quisieras entrometerte en la vida de los demás, cuando lo único que intentas es aportar un rayito de luz y claridad. Es complicado, pero yo siempre estaré aquí para los mios, y los mios ya sabéis quienes sois...

lunes, 11 de octubre de 2010

7

Un ciudadano ejemplar.


Que pereza de día!!! No tengo ganas de nada que no sea estar en mi casita y descansar, con este tiempo tan raro lo único que apetece es la mantita en el sofá y una buena peli, como la que vi ayer, Ciudadano ejemplar, la visteis?. No pude pestañear en todo el tiempo que duró la peli, que tensión, y pegué unos cuantos gritos al ver alguna escena, y al llevarme alguna que otra sorpresa, pero la puntuación para la pelicula es de diez, aunque le quite el calificativo de ciudadano ejemplar al protagonista, que con tanta sangre desparramada sería una injusticia colgarle galones, a pesar de estar de acuerdo en muchas cosas que él pensaba sobre el sistema de la justicia. Muy buena, os la recomiendo!!.
También pasa en la vida real, que depues de ver algunas cosas a una le vienen ganas de tomarse la justicia por su cuenta, ante injusticias nos sentimos impotentes, y nos vemos en un callejón sin salida, nos bloqueamos y no sabemos como actuar. Se me están viniendo en estos momentos varios casos cercanos, que valdrían perfectamente para escenificar esta película, pero por desgracia, no todas las noticias tienen la misma repercusión en los medios, ni la misma importancia para organismos oficiales, por eso el ciudadano de a pie, osea nosotros mismos, lo único que tenemos es el derecho al pataleo, que en el noventa y nueve coma nueve de los casos no nos calma, ni nos tranquiliza en absoluto.
Creo que la justicia pretende ser lo más justa posible, valga la redundancia, pero no siempre lo consigue, y por desgracia siguen paseando por las calles muchas personas que no lo merecen, y sus hechos quedan impunes para el mundo pero no para las victimas de sus actos...podría estar hablando horas de este tema, pero seguro que lo único que consigo es una rabia interna tremenda. Vuelvo a recordar que ejemplos como el de Diego, "el duende de este blog" y el duende especial de su mami, aun están sin resolver, cuando lo único que se pide curiosamente es justicia. En fin, que así es la vida de injusta muchas veces...

sábado, 9 de octubre de 2010

3

Al mal tiempo buena cara!!!


Estos días estoy un poco ausente, tengo aquí a mis jefes y no estoy acostumbrada a su dulce compañía, será que ya no me acuerdo de trabajar supervisada por nadie, y una se acostumbra antes a las cosas buenas que a las malas...aunque me imagino que hoy volverán para sus madriles, ya que en Coruña no para de llover, y este temporal con nombre propio "Paula" asusta a los que no están acostumbrados al viento y a la lluvia, en eso son muy distintos a los gallegos, que podemos con todo.
Esta vez el mal tiempo no me afecta en absoluto, será porque estoy en racha, porque la suerte me sonríe estos días, o por que ultimamente parece que la calma llegó a mi vida, y ya espero que sea para quedarse.
El otro día estaba haciendo la compra en el super con mi marido, cuando me llamaron de un programa de radio. Mi cuñada nos apuntó a un concurso, ella solo tenía que convencerme para cambiar la emisora, y dejar de escuchar los cuarenta principales que siempre escucho, por cadena cien. Nunca pensé que me llamaran, la verdad, y menos mientras hacía la compra, pero lo hicieron...me preguntaron que si me había cambiado de emisora, y cual escuchaba ahora, yo pensé que me estaban tomando el pelo, pero por si acaso respondí que cadena cien. Al otro lado de la linea, un chico muy simpático me informaba que me acababan de tocar mil euros para mi, y otros mil para mi cuñada!!. Yo no daba crédito, mi marido a mi lado me miraba con cara de circunstancia, y yo no sabia muy bien que imagen tendría la mía en ese momento, pero debía de ser un poema!!. Llamé a mi cuñadita al momento para contarle que eramos las dos personas con más suerte del planeta, al menos yo me sentía así en ese momento!!, y a ella también le costó creerse que lo que le estaba diciendo no era una broma. Así que como veis, estoy en buena racha, con mil eurillos que vienen de maravilla en estos tiempos de crisis, y a los que ya les voy a poner destino en cuanto los reciba...
Al final es verdad que nunca llueve al gusto de todos...

jueves, 7 de octubre de 2010

5

Somos lo que siempre fuimos...


Ayer fue una de las tardes más bonitas que recuerdo de este año. Nada especial, pero todos los sentimientos y recuerdos de otra época se esparramados sobre una mesa, haciendome volver a otra etapa de mi vida, a una ya pasada, en la que sin duda fui feliz...
Ayer quedé con el pasado, era una cita de lo más peculiar, porque aunque nos seguimos viendo todo este tiempo, no se por qué nunca surgió la idea de un café, con lo que a mi me gusta el café!. Y ayer era el día y la hora señalada, quedé con tres amigas de hace mucho tiempo, con tres amigas que aun hoy retorciendo mi memoria no se por qué deje de ver...me imagino que la vida simplemente nos llevó por caminos distintos, y el tiempo hizo lo demás, aunque siempre hay un vacío legal que se puede alterar para que a pesar del tiempo pasado nos podamos juntar de nuevo, y eso fue lo que pasó.
Hay gente a la que hace muchisimo que no ves, y cuando la encuentras no sabes que decirle, se nota tensión, que la situación es forzada, y sales por el lado facil : Que tal? Como te va?, hace buen día verdad?, no sabes ni que decir... sin embargo ayer, estando con ellas, el problema no era no saber que decir, sino por donde empezar, quería hablar de tantas cosas, contarles tanto, recordar todo que cuando me dí cuenta ya acabara el tiempo, tenia la impresión de que acababa de llegar a aquel bar, y ya llevaba allí toda la tarde!!.
Fue bonito recordar anécdotas, ver fotos del ayer en las que ni yo misma fui capaz de reconocerme, tengo que ser sincera...que bien estoy y cuanto mejoré con los años!!!  Pero fueron tantos, y tantos recuerdos, cosas que algunas ni recordaba, ayer por un rato volví a aquellos años, y pude respirar el mismo aire de otra etapa de mi vida, y también pude sentir la nostalgia del pasado, que aunque nadie lo diga, que felices eramos, y que pocos problemas teníamos...
Como pasa el tiempo, y como nos cambia la vida...pero esta noche dormí de lo más feliz, porque aunque no pueda volver a vivir tiempo pasados, ayer he rescatado un trocito de aquellos días, ayer volví a veros, a quedar con vosotras, y creo que deberíamos repetirlo. No había tensión, no había vergüenza, solo las ganas de recuperar todos los años perdidos de no contarnos, las ganas de dar todo en una tarde, en unas horas...
El otro día rescaté de mi baúl las cartas de una de ellas, esas cartas que te mandas con tu amiga para contarle mil historias que con quince años te preocupan muchisimo, que si el chico que te gusta, la profesora de turno que te suspendió tal examen, la compañera de clase que te hace la vida imposible y es una víbora, esto y  aquello...y leyéndolas años después me llenan de ternura, no se, son recuerdos super bonitos que llevo muy dentro de mi, que guardaré siempre en la caja de cosas bonitas, como la tarde de ayer...
Gracias chicas, la verdad es que aun sin saberlo, os echaba de menos, y ayer me habéis regalado una de las tardes más bonitas de mi vida, esa en la que puedes viajar en el tiempo y respirar el mismo aire de otros días...

"La amistad es una cajita de cristal. Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor.Un cristal fino donde te reflejas. Material en el que están hechos tus sueños. Son porciones de tu corazón que intentas que no se rayen nunca.Un amigo es más que una persona. Algo que no es físico, algo que siempre llevas. Es eso que recoges por el camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente acomodado en su interior de terciopelo. Todo eso en lo que crees, en lo que confías, en lo que sientes.
Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que lamentas no ver. Porque el amigo no se ve, no se toca, no se huele. Simplemente lo sientes. Y, aunque se encuentre sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física que es. Su esencia oculta entre los pliegues del terciopelo de tu cajita de cristal.
A veces lo miras a los ojos. A veces sientes su presencia.Sin embargo, el amigo no es la persona que ves. Es la persona que sientes.
Es aquello por lo que darías todo.
Menos tu cajita de cristal… "